5 pasos para saber cómo utilizar prismáticos

¿Tienes dudas sobre como usar tus prismáticos? Aquí te traigo este artículo para que puedas utilizarlos igual que un profesional.

En este apartado voy a detallarte cómo utilizar tus binoculares correctamente para que les saques el máximo rendimiento y evitemos cualquier posible complicación.

Usar tus prismáticos de forma incorrecta y prolongada puede ocasionar dolores de cabeza y cansancio visual.

Para ello, solo tienes que aprender cinco sencillos pasos:

1. Ajusta las gomas oculares

Tus prismáticos contarán con unas gomas oculares mediante las cuales conseguirás que la separación entre tus ojos y los prismáticos sea perfecta. 

Dos son los formatos más populares:

  • Oculares giratorios: Como su nombre indica, se ajustan girándolos.
  • Oculares de goma: Se ajustan plegándose o desplegándose

En caso de utilizar gafas, las gomas deben estar dobladas o giradas hacia abajo, es decir, cerradas, sin extender. Si no utilizas las gafas, entonces las tapas deberán estar totalmente extendidas.

Ajustar un ocular giratorio

Usuario sin gafas

Gira en sentido contrario a las ajugas del reloj hasta la posición completamente extendida

Usuario con gafas

Gire en el sentido de las agujas del reloj hasta la posición completamente retraída.

Ajustar un ocular de goma

Usuario sin gafas

Despliega el ocular de goma

Usuario con gafas

Pliega el ocular de goma

2. Establece la anchura adecuada

A continuación, vas a tener que ajustar la anchura de tus prismáticos, de modo que la distancia entre los oculares (distancia interpupilar) sea la misma que entre tus ojos.

Los prismáticos contarán con una bisagra central sobre la que podrás ajustar la amplitud de tus prismáticos. Dobla la bisagra hasta que la separación entre los oculares sea igual al de tus ojos. 

Extiende o contrae tus prismáticos sobre la bisagra central

Para hacerlo de forma correcta, observa un objeto lejano y ajusta la anchura de los prismáticos hasta que obtengas una imagen completa y redonda con ambos ojos o por separado. Deberías ver exactamente lo mismo con ambos ojos.

Distancia interpupilar incorrecta
Distancia interpupilar correcta

3. Ajusta el corrector de dioptrías

Tanto la miopía como la hipermetropía pueden corregirse mediante el corrector de dioptrías que incluyen muchos modelos de prismáticos. Para el astigmatismo, en cambio, deberás siempre utilizar tus gafas o lentillas.

Para utilizar el corrector de dioptrías, tan solo tendrás que girarlo en el sentido adecuado (hacia el signo (+) en caso de ser hipermétrope y hacia el signo (-) en caso de ser miope) hasta que la imagen quede nítida.

Para hacerlo de forma sencilla, sigue los siguientes pasos:

  1. Coloca la tapa sobre la lente del objetivo derecho y gira la rueda de enfoque hasta que puedas ver una imagen nítida con tu ojo izquierdo.
  2. Ahora tapa la lente izquierda y en lugar de girar la rueda de enfoque, gira el corrector de dioptrías (normalmente cerca del ocular derecho) hasta que veas perfectamente la imagen.

4. La rueda de enfoque

Si has ajustado el corrector de dioptrías (en caso de necesitarlo), de ahora en adelante, todo lo que necesitarás hacer es ajustar la rueda de enfoque según las diferentes distancias a las que se van a encontrar tus objetivos.

5. Mantenimiento

Para un correcto mantenimiento de tus prismáticos, existen varios puntos que deberás tener en cuenta:

Almacenamiento 

Cuando no los utilices, mantén siempre las tapas de los objetivos puestas.

Guarda tus binoculares en el estuche protector de transporte en un ambiente libre de humedad.

Limpieza de las lentes

Para una correcta limpieza de las lentes, es imperativo que primero elimines las pequeñas partículas de suciedad de las lentes antes de usar un paño, pues de lo contrario podrías rayar el vidrio. Utilice un soplador de lentes o un cepillo muy fino.

A continuación, frota suavemente las lentes con el paño o gamuza de microfibra que vendrá con tus prismáticos binoculares, o un paño suave similar que no deje pelusa. Utilizar otro tipo de tejidos de forma continuada acabará también por rayar las lentes.

Limpieza del cuerpo

Se recomienda eliminar primero las partículas pequeñas o la suciedad con un soplador o un cepillo muy fino. Para eliminar la suciedad o la grasa persistentes, agregue una o dos gotas de alcohol isopropílico al paño.

Importante: no utilices productos de limpieza. Las soluciones abrasivas pueden dañar las lentes.

A disfrutar de tus prismáticos

Ahora que ya sabes cómo usar tus prismáticos y conoces todo lo necesario para sacarles el máximo rendimiento. Si estás pensando en comprar unos y necesitas ayuda para hacer tu elección, echas un vistazo a las distintas guías de compra que he preparado para ti:

Tipos de prismáticos

Los mejores prismáticos pequeños y compactos
Los mejores prismáticos 10×50
Los mejores prismáticos astronómicos
Los mejores prismáticos de caza
Los mejores prismáticos de visión nocturna
Los mejores prismáticos 8×42
Los mejores prismáticos 10×42
Los mejores prismáticos
Los mejores prismáticos para naturaleza

Marcas de prismáticos